El proceso, reminiscencias kafkianas en Turquía

© Bülent Kılıç Turquie Kafka

Turquía, sobre Osman Kavala. Traducción de un artículo de Umut Özkırımlı, publicado en Ahval el 12 de marzo.


Français | Castellano | English  | Türkçe

Alguien debió contar mentiras acerca de Josef K., que sabía que no había hecho nada malo pero una mañana, fue detenido.

“Teniendo en cuenta que (Osman K.) viajó a Hungría el 05.04.2013 con el vuelo número TK 1035, asiento 8D y regresó de Hungría a nuestro país (Turquía) el 06.04.2013 con el vuelo TK 1036, asiento 11B, puesto que uno de los sospechosos, Gökçe Tüylüoğlu, también se desplazó a Hungría el 05.04.2013 con el vuelo número TK 1035, asiento 8C y regresó a nuestro país el 06.04.2013 con el vuelo TK 1036, asiento 11C; ya que este viaje tuvo lugar justo antes del levantamiento insurgente de Gezi y como es de sobra conocido que George Soros, el fundador de la Fundación Sociedad Abierta, había participado activamente en acciones similares, razón por la que se estaba gestando un auto de procesamiento en su contra instándole a abandonar la universidad que había fundado en la capital húngara; se confirma que la visita de los sospechosos estaba relacionada con la coordinación de las actividades del levantamiento insurgente de Gezi”.

“No puede” dijo el vigilante más alto. “Usted está detenido”. “Pero ¿cómo puedo estar detenido y de esta manera?”. “Ya empieza usted de nuevo” dijo el vigilante, e introdujo un trozo de pan en el tarro de la miel. “No respondemos a ese tipo de preguntas”. (…) “Vaya a su habitación, se comporte con tranquilidad y espere hasta que se disponga algo sobre su situación.”
“No”, dijo el hombre a la ventana, que tiró su libro sobre una mesa de café y se puso de pie. “No puedes irte cuando estás bajo arresto.” “Eso es lo que parece”, dijo K. “¿Y por qué estoy arrestado?”, preguntó entonces. “Eso es algo que no se nos permite decirte. Ve a tu habitación y espera allí. Los procedimientos están en marcha y aprenderás todo a su debido tiempo”.

“A continuación vamos a comparar los 198 métodos de acción no violenta incluidos en el libro de Gene Sharp titulado ‘De la dictadura a la democracia’ con los acontecimientos que tuvieron lugar durante las revueltas de Gezi; 198 métodos de acción no violenta: Métodos de Protesta y Persuasión No-Violenta (seleccionados por el autor):

12. Publicidad aérea y terrestre
14. Distinciones falsas
20. Oración y culto (Durante el ayuno del Ramadán se organizaron en la calle Istiklal cenas denominadas “iftars* terrestres” y Ziya Azazi apoyó a los manifestantes con su danza Mevlevi).
(Iftar: El iftar (árabe: إفطار), se refiere a la comida nocturna con la que se rompe el ayuno diario durante el mes islámico del Ramadán).
33. Gestos amistosos (Durante las protestas de Gezi algunos manifestantes se dedicaron a ofrecer flores a las fuerzas policiales).
35. Bromas y escenas humorísticas.
36. Representaciones teatrales y música (turcas). Grupos musicales tales como Kardeş Türküler y Duman escribieron canciones. Dentro de la gira de recitales “The Wall”, Roger Waters actuó en Estambul. A lo largo del concierto se proyectaron en el escenario las fotografías de las personas fallecidas durante las revueltas.
37. Cánticos
51. Marchas (Acciones de huelga de KESK, DISK y otros sindicatos durante la insurgencia de Gezi)
52. Silencio
57. Plan lisístrata (es decir negarse a tener relaciones sexuales con la pareja)
65. Quedarse en casa (Durante los eventos, Mehmet Ali Alabora y otras personas vinculadas a la obra de teatro Mi Minör permanecieron en sus hogares durante cierto tiempo)
69. Desaparición colectiva
135. Desobediencia popular
167. Rezos (Musulmanes anticapitalistas practicaron el rezo del viernes en Gezi Park.)
188. Dumping
195. Exigir detenciones
196. Desobediencia civil frente a las leyes “neutrales”

“No hay duda” dijo en voz bajade que existe una poderosa organización oculta que determina las decisiones de este tribunal. En mi caso, incluye mi detención y la investigación que se está llevando a cabo hoy aquí, una organización que emplea policías que pueden ser sobornados, supervisores toscos y jueces que no son tan arrogantes como otros personajillos (es lo único bueno que se puede decir sobre ellos). Esta organización mantiene incluso un poder judicial de alto nivel junto con su séquito de sirvientes, escribas, policías y todo tipo de apoyos, incluido el de verdugos y torturadores, no tengo miedo de usar estas palabras. ¿Y cuál es, caballeros, el propósito de esta enorme organización?”

“Se entiende que, en el citado contexto, George Soros fue el motor internacional de esta y otras operaciones similares. La estructura dirigida y coordinada por el sospechoso (Osman K.) trató de utilizar la situación y aprovechó la presión ejercida por países extranjeros con el fin de obligar al gobierno de la República Turca a dimitir; en caso de que la citada tentativa no tuviera éxito, como se ha visto en ejemplos de otros países, ocultó armas que podrían ser utilizadas más adelante para crear un escenario similar al de una guerra civil”.

“Dado que la insurgencia había sido planeada desde 2011, ensayada en universidades, teatros y otros lugares y tenía similitudes con las acciones diseñadas para que las insurgencias en otros países prosperasen; teniendo en cuenta el proceso, el formato y la magnitud de los acontecimientos, resulta obvio que la organización que está siendo investigada no está compuesta de gente corriente; todo lo contrario, se trata de un ente colectivo que venía organizándose desde mucho antes de la insurgencia de Gezi, que se comportaba de forma planificada, financiada por cómplices dentro del país y en el extranjero, con un amplio espectro de entidades interesadas (algunas con propósitos legales otras ilegales); desde ONGs hasta empresas privadas con un variado repertorio de ideas, que llegaron al extremo de intentar implantar medios de comunicación que pudieran ser utilizados para garantizar que la insurgencia cumpliera sus objetivos, con la capacidad de reunir a colectivos de diferentes ideologías dispuestos a cometer las acciones previamente citadas.”

“Solamente exijo el debate público de una falta pública. Escuchen: hace diez días me detuvieron, me importa un bledo el arresto en sí, no se trata de eso. Vinieron a por mí cuando estaba aún en la cama. Teniendo en cuenta sus palabras puede que el juez hubiese emitido la orden de arresto de un pintor de brocha gorda, todo es posible. Alguien tan inocente como yo, pero al final me eligieron a mí”.

“Es de sobra conocido que Georges Soros apoyó financieramente las protestas masivas de Medio Oriente y los países bálticos, conocidas como “acciones liberales” y que la organización Otpor dirigida por Ivan Marovic estuvo al frente de la insurrección. Este individuo transfirió cantidades de dinero al sospechoso (Osman K.) mediante su socio en Turquía, la Fundación Open Society”.

“Por lo que parece aún no se ha hecho una idea del tribunal” dijo el pintor, que había estirado las piernas y golpeaba el suelo con las puntas de los pies. “No necesitará ser inocente. Yo mismo le sacaré:1 problema”.”¿Y como pretende conseguirlo?” preguntó K. “Hace poco usted me ha dicho que el tribunal es inaccesible a cualquier tipo de argumentación”. “Inaccesible a cualquier argumentación que se plantee ante él” dijo el pintor, y elevó el dedo índice como si K no hubiese percibido la sutil diferencia. “Pero esa regla pierde su validez cuando se argumenta a espaldas del tribunal oficial, es decir en los despachos de os asesores, en los pasillos o, por ejemplo, aquí, en mi estudio”.

“Se ha confirmado que el citado individuo (Osman K) aportó financiación a las personas que participaron en la revuelta, que abrió una cuenta bancaria con el objetivo de suministrar material que sería utilizado durante las protestas, que proporcionó máscaras de gas, gafas de protección, leche que los manifestantes usaron durante los enfrentamientos con la policía así como comida y desayunos, mesas, sistemas audio etc. etc., utilizados en el parque Gezi”.

“En ese sentido al parecer (Osman K.), el principal artífice del movimiento dentro del país junto con otros sospechosos, organizó varios encuentros, foros, eventos y acciones con la intención de derrocar el gobierno de la República de Turquía, impidiendo al mismo que cumpliese con su deber; su finalidad era propagar el espíritu de Gezi en Anatolia y con este fin intentaron abrir un canal de televisión nada más estallar la insurrección.”

“Entonces tu eres al que busco” dijo el sacerdote. “Yo soy el capellán de la prisión”. “¡Ah, ya!” dijo K. “He hecho que te trajeran aquí para hablar contigo” dijo el sacerdote. “No lo sabía” dijo K. “He venido para mostrarle la catedral a un italiano”. “Deja lo accesorio” dijo el sacerdote . “¿Qué sostienes en la mano? ¿Un libro de oraciones?”. “No” respondió K, “es un folleto con los monumentos históricos de la ciudad”. “Déjalo a un lado” dijo el sacerdote. K lo arrojó con tal fuerza que se rompió y un trozo con las páginas dobladas se deslizó por el suelo. “¿Sabes que tu proceso va mal?” preguntó el sacerdote. “También a mí me lo parece” dijo K. “Me he esforzado todo lo que he podido, pero hasta ahora sin éxito. Además, aún no he concluido mi primer escrito judicial.” “¿Cómo te imaginas el final?” preguntó el sacerdote. “Al principio pensé que terminaría bien” “dijo K, “ahora hay veces que hasta yo mismo lo dudo. No sé cómo terminará. ¿Lo sabes tú?”. “No” dijo el sacerdote, “pero temo que terminará mal. Te consideran culpable. Tu proceso probablemente no pasará de un tribunal inferior. Tu culpa, al menos provisionalmente, se considera probada”. “Pero yo no soy culpable” dijo K. “Es un error. ¿Cómo puede ser un hombre culpable, así, sin más? Todos somos seres humanos, tanto el uno como el otro”. “Eso es cierto”  dijo el sacerdote , “pero así suelen hablar los culpables.”

“Además el artículo 312 del código penal turco –infracciones contra el gobierno 312- (1) estipula que todo aquel que emplee la fuerza y la violencia, o intente erradicar el Gobierno de la República de Turquía o impedir parcial o completamente que cumpla con sus deberes, será condenado a cadena perpetua. En este contexto, todos los sospechosos deben imperativamente ser terroristas o en todo caso sus actos serán considerados actos terroristas”

“Parece que la lógica es irrefutable; sin embargo, no es más fuerte que el ansia de vivir. ¿Dónde estaba el Juez Supremo que nunca había podido ver? ¿Dónde la Alta Corte a la que nunca había llegado? Elevó las manos y abrió desmesuradamente los dedos. Uno de los señores cogió por la garganta a K. y el otro hundió el cuchillo en el corazón, clavándoselo dos veces más. Con los ojos ya velados pudo ver todavía a los dos señores que se inclinaban sobre él, con las caras muy juntas, observando el fin.
-¡Como un perro!- se dijo, cual si la vergüenza debiera sobrevivirle”.

Umut Özkırımlı

* Extractos de la novela de Frank Kafka “El proceso“. El acta de acusación de Gezi (aquí en turco), “Osman K.” hace referencia a Mehmet Osman Kavala.

Nota de Kedistan: Osman Kavala y 15 prestigiosos representantes de la sociedad civil se arriesgan a una condena a perpetuidad, ya que el tribunal ha admitido a trámite el auto de procesamiento del 4 de Marzo. Estas personas están injustamente acusadas de “haber intentado derrocar el gobierno o impedir que pueda ejercer sus funciones” debido a su supuesto liderazgo en la “organización” de las manifestaciones del parque Gezi en 2013. Osman Kavala lleva más de 16 meses en prisión preventiva y Yiğit Aksakoğlu cerca de cuatro. Las otras personalidades inculpadas están en libertad en espera de juicio.


Umut ÖzkırımlıUmut Özkırımlı, (Ankara en 1970), es un politólogo reconocido por su obra de investigación en torno al  nacionalismo. Tras su paso por el Liceo Francés St Joseph de Estambul estudió en la Universidad de Bogaziçi. Es licenciado por la London School of Economics and Politcal Science y tiene un doctorado por la Universidad de Estambul. Ejerció como profesor asociado en el departamento de relaciones internacionales de la Universidad de Bilgi (Estambul) y en la actualidad es profesor de estudios contemporáneos sobre Turquía en el Center for Middle Eastern Studies de la Universidad de Lund, en Suecia. Ha publicado numerosos artículos y libros: Contemporary Debates on Nationalism: A Critical Engagement (Debates contemporáneos sobre nacionalismo : Un compromiso crítico) (2005) ; Tormented by History: Nationalism in Greece and Turkey (Atormentados por la histoira : El nacionalismo en Grecia y Turquía) (2008) en colaboración con Spyros Sofos ; Theories of Nationalism: A Critical Introduction (Teorías del nacionalismo : Una introducción crítica) (2017).

Image à la une : Photo de  Bülent Kılıç – Visa pour l’image – Festival international de photojournalisme 2015

Traducido por Maite
Vous pouvez utiliser, partager les articles et les traductions de Kedistan en précisant la source et en ajoutant un lien afin de respecter le travail des auteur(e)s et traductrices/teurs. Merci.
Kedistan’ın tüm yayınlarını, yazar ve çevirmenlerin emeğine saygı göstererek, kaynak ve link vererek paylaşabilirisiniz. Teşekkürler.
Ji kerema xwere dema hun nivîsên Kedistanê parve dikin, ji bo rêzgirtina maf û keda nivîskar û wergêr, lînk û navê malperê wek çavkanî diyar bikin. Spas.
You may use and share Kedistan’s articles and translations, specifying the source and adding a link in order to respect the writer(s) and translator(s) work. Thank you.
Por respeto hacia la labor de las autoras y traductoras, puedes utilizar y compartir los artículos y las traducciones de Kedistan citando la fuente y añadiendo el enlace. Gracias.
Auteur(e) invité(e)
AmiEs contributrices, contributeurs traversant les pages de Kedistan, occasionnellement ou régulièrement...
Avatar

AmiEs contributrices, contributeurs traversant les pages de Kedistan, occasionnellement ou régulièrement...

    Related posts