Türkçe | Français | English | Castellano

Tras mi detención el mes de julio de 2016, pasé exactamente 141 días a espera de juicio en la prisión de Mardin. En agosto de ese mismo año, tras un registro, decretaron el cierre del periódico kurdo Özgür Gündem, muy apreciado por todxs nosotrxs.

El periódico solventaba la censura y la represión y sobrevivía como podía. Fue respaldado públicamente por autores tales como Asli Erdogan. No se pudo hacer nada. El régimen ordenó su cierre y el arresto de varios colaboradores, vendrían después varias condenas por “propaganda”.

La noticia llegó hasta la prisión de Mardin. Nos hizo enfurecer. Y así surgió ““Özgür Gündem – Prisión”, con el siguiente propósito: “Ya que lxs periodistas están en la cárcel, hagamos periódicos en la cárcel”.

No era la primera vez que se hacía un diario dentro de una prisión, entre 1980 y 2000, años de fuerte represión, se crearon muchos rotativos.

Resulta que allá en Mardin, me permitían tener material de dibujo, inclusive grandes láminas de papel Kraft. En los años posteriores no fue así.

Con la ayuda de varias codetenidas, compartiendo lápices, ideas y talento, sacamos adelante el primer número, realizado exclusivamente a mano. Atención, no fue una sola página, nuestro primer ejemplar constaba de ocho páginas, lo que nos hacía sentirnos muy orgullosas.

La sensación de haber trabajado juntas, de haber esquivado una interdicción, nos liberó en cierto modo y sobre todo nos levantó la moral. Una escribió relatos, otras redactaron artículos de reflexión, poemas, recetas de cocina, consejos… Cada quien según sus capacidades. En lo que a mí se refiere ilustré el diario. Luego llegaría un segundo número.

Estos periódicos se exhiben ahora en diferentes países, como piezas únicas, ilustrando la resistencia en las prisiones turcas.

opzgur gundem nudem durak zehra dogan

Pero si os cuento todo esto no es para hablaros de mí.

Entre aquellas reclusas de Mardin figura una mujer que participó en la elaboración de aquel diario, que fue como una bofetada a la administración penitenciaria. En la actualidad se encuentra encarcelada en la prisión de Bayburt y me consta que desde Francia se están movilizando por ella.

Su nombre es Nûdem Durak. Es artista, la condenaron por cantar en kurdo y por enseñar a cantar. A mí también me condenaron… por dibujar.

En el ejemplar de Özgür Gündem – Prisión escribí un artículo relatando su historia.

Nûdem Durak fue condenada a diez años y medio de cárcel en abril de 2015. La policía proclamó en aquel entonces que la llevaban buscando desde 2014. En 2016, sin previo juicio, decidieron ampliar su condena a 19 años.

Mediante este humilde testimonio, aunque pueda parecer vano a algunos, deseo transmitir mi absoluto respaldo a Nûdem y me sumo a las voces que reclaman su liberación y la de todxs lxs prisionerxs políticxs de Turquía. Pero, creedme cuando os digo que cuando se está entre rejas es vital no sentirse olvidado, recibir apoyo, cartas, saber que en el exterior otros piensan en ti.

Pussy Riot Nadedja Tolokonnikova Nudem Durak

Evidentemente la administración aprovecha este momento de coronavirus para aislar aún más a lxs prisionerxs y les retiene la correspondencia. Así que conservad su dirección, pero esperad a que lleguen días mejores antes de enviarle la carta. En vuestro confinamiento, tenéis tiempo para escribir.

Me consta que no se trata de la primera campaña de solidaridad con Nûdem.

Por ejemplo, la Pussy Riot Nadedja Tolokonnikova, que pasó dos años en un campo de trabajos forzados por cantar una canción, le mostró su respaldo y varios músicos entonaron una canción en homenaje a Nûdem.

Era importante que se lanzase una nueva campaña en estos momentos ya que a cuenta del Covid 19 se debatía en Turquía la posibilidad de dejar en libertad a prisionerxs.

Aunque al final decidieron no liberar a ningún preso político, pero sí a mafiosos y violadores, no hay que desanimarse, menos aún en este periodo de aislamiento.

Gracias a todxs.


Puedes apoyar a Nûdem Durak

Petición Free Nûdem Durak  • Facebook Free Nûdem Durak • Twitter @NudemDurak • Youtube Free Nûdem Durak • Puedes escribir a Nûdem y a sus compañerxs a la cárcel: Nudem Durak M Tipi Kapalı Cezaevi Bayburt TURCHIA

 

Este es el texto que escribí sobre Nûdem en Özgür Gündem – Prisión:

El premio por cantar en kurdo; 19 años de cárcel

2016 – Cárcel de Mardin, Zehra Doğan, Özgür Gündem – Prisión

A consecuencia de las operaciones genocidas que el gobierno del AKP está llevando a cabo contra las poblaciones kurdas, se contabilizan en la actualidad 9000 prisioneros políticos: periodistas académicos, personal sanitario, ancianos, niños; hay personas de todos los estratos sociales encerradas en las prisiones. Entre las numerosxs víctimas figura la joven cantante del grupo Koma Sorxwin, Nûdem Durak.

Nûdem está ahora en prisión; se dedica a la música y expresa en sus melodías el sufrimiento y las persecuciones que sufre el pueblo kurdo. Fue arrestada por cantar en un escenario, en kurdo. Nûdem, que lleva casi dos años encarcelada, tuvo dos juicios y fue condenada a 19 años de prisión.

Realizó su sueño

Nûdem, nacida en una familia de dengbêj* [bardos], creció en Dêngül, distrito de Şırnex (Şırnak en lengua kurda). En su familia, todos los miembros se dedican a la música. Su interés por la música comenzó a una edad temprana y se convirtió en una verdadera pasión con el paso del tiempo. Siendo niña tuvo su primera experiencia artística tocando un instrumento que había fabricado, uniendo una manilla de madera a una caja de halva y equipándolo con una cuerda. La infancia de Nûdem transcurrió anhelando pisar un escenario. Cumplió su sueño al actuar con su padre en un concierto en Amed (Diyarbakır en kurdo).

Compró una guitarra vendiendo la alianza de su madre

En 2009, comenzó a trabajar en el centro cultural Mem û Zin. El sueño de Nûdem era tener una guitarra de verdad. Teniendo en cuenta que viene de una familia muy modesta, vendió la alianza de que le dio su madre y … compró una guitarra. Siguió adelante con su sueño, evolucionó en la música y rápidamente creó una formación.

Sus aspiraciones artísticas bajo arresto

El primer grupo que fundó se dispersó. Pero Nûdem siguió dando conciertos en iniciativas como la del 8 de marzo, con un nuevo grupo llamado Koma Sorxwin. La opresión y las amenazas fueron en aumento. Se abrieron numerosas causas contra ella por haber cantado y hablado en kurdo. Nûdem estuvo en prisión preventiva varias veces y fue detenida en tres ocasiones. En total permaneció en prisión durante año y medio. Fue puesta en libertad [bajo control judicial] mientras continuaban los juicios. Las sentencias por las causas abiertas por “pertenencia a organización terrorista” fueron confirmadas por el Tribunal Supremo. Fue condenada a 10 y 9 años de prisión, 19 años en total.

El precio por cantar en kurdo: 19 años de prisión

Nûdem, que sin embargo sigue cantando, aunque no en un escenario, acompañada de un saz que ha encontrado en su cautiverio, dice que su pasión por la música es un manantial sin fin. “Aunque estos muros me limiten, siempre continuaré con mi tarea”, dice y añade: “Me detuvieron únicamente porque estaba cantando en kurdo. Fui juzgada injustamente. El precio por cantar en kurdo fue, para mí, 19 años. Todos los temas [stran en kurdo] que canté hablan de Paz. Y seguiré haciéndolo. Este pueblo necesita de verdad paz y serenidad”.

*) Dengbêj: En kurdo “deng” significa “sonido” y “bêj” alude al verbo “decir”. Así, el dengbêj se refiere al que dice las palabras de forma armoniosa, el que da vida a los sonidos. Tradicionalmente, el dengbêj vive desplazándose de un pueblo a otro, es un vehículo inestimable para la literatura oral kurda. Relata poemas épicos, historias, “kılam” (palabras, prosa, poema…) y canta “stran” (canción). La mayoría de los dengbêj solo emplean la voz, algunos la acompañan con el sonido de instrumentos como el ” erbane ” (daf) o el ” bılur ” (una especie de kawala o flauta). El dengbêj abarca una gran variedad de temas, desde el heroísmo a la injusticia, desde la belleza de la primavera a la felicidad, el amor y el placer, pero también habla de sufrimiento.


Traducido por Maite
Por respeto hacia la labor de las autoras y traductoras, puedes utilizar y compartir los artículos y las traducciones de Kedistan citando la fuente y añadiendo el enlace. Gracias.